FORT LAUDERDALE, Florida — La falla de las manijas automáticas de las puertas del Telsa y el riesgo de incendio "irrazonablemente peligroso" causaron la muerte de un médico que falleció en un accidente en Davie, afirma su viuda en una demanda contra la compañía de automóviles eléctricos.

Liliana Awan presentó una demanda judicial contra Tesla ante el Tribunal de Circuito de Broward a principios de este mes por la muerte el 24 de febrero de su esposo, el doctor Omar Awan, un anestesiólogo de 48 años. La pareja tenía cinco hijos.

Tesla Motors Inc. y su distribuidor en Florida, Tesla Florida Inc., son mencionados como los demandados. La compañía, con sede en Palo Alto, California, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre la demanda.

Omar Awan conducía su Model S 2016 alquilado cerca de la cuadra 1300 de South Flamingo Road cuando este salió de la carretera, viró en tres carriles de tráfico, golpeó un camellón y algunos árboles y se incendió, según un informe policial.

Un oficial de policía de Davie llegó al lugar casi inmediatamente después del accidente e intentó abrir las puertas del automóvil, pero las manijas no se extendieron automáticamente desde sus posiciones retraídas, según la demanda.

"Sin manijas en las puertas, no pudo abrirlas", señala la demanda.

La extensión automática de las manijas de las puertas cuando el conductor se acerca a un Tesla con su llavero es una característica del diseño del automóvil, indica la demanda. Cuando no está en uso, las manijas se retraen al ras de la puerta. Si bien los tiradores retraídos crean una "línea suave y elegante", no se puede acceder a ellos manualmente, afirma la demanda de Lililana Awan.

Tesla afirma que las manijas de las puertas están "diseñadas para la eficiencia" y ayudan a hacer del Modelo S "el automóvil más aerodinámico de su clase".

Una encuesta de Consumer Reports en 2015 encontró numerosos problemas con las manijas de las puertas inoperables en el Modelo S, informó Bloomberg.

Mientras el humo de las baterías del Tesla que se incendiaban llenaba la cabina del automóvil, el oficial de policía y otros espectadores observaron impotentes cómo el automóvil de Awan quedaba por completo envuelto en llamas, apunta la demanda.

“Después de que el Tesla golpeó el árbol, él estaba vivo. No tenía heridas internas ni huesos rotos. Murió por el humo que inhaló mientras estaba sentado encerrado dentro del Tesla, a pesar de que un agente de policía y otras personas estaban allí y dispuestas a ayudar, hasta que las llamas los obligaron a alejarse", afirma la demanda.

Stuart Grossman, de Grossman Roth Yaffa Cohen, P.A., con sede en Coral Gables, mencionó que cree que Awan estaba consciente después del accidente e intentó pero no pudo abrir la puerta desde el interior del automóvil, mientras que los potenciales rescatistas intentaban abrirla desde el exterior.

"No puedo imaginar que se quedó allí sentado y fue abrasado por el fuego sin intentar abrir la puerta", mencionó el abogado por teléfono el jueves.

Tesla debería haberse asegurado de que se pudiera acceder a su automóvil en caso de emergencia, agregó. "Si un automóvil se estrella, e inevitablemente lo hacen, y la persona no puede salir del automóvil o alguien no puede entrar para rescatarla, eso es un defecto de diseño fundamental", criticó Grossman.

El auto "continuó ardiendo durante horas, volviendo a encenderse varias veces, incluso después de que el incendio inicial fue extinguido por profesionales de emergencias y el automóvil fue remolcado", agrega la demanda.

Tesla sabía que sus baterías eran propensas a "tipos únicos de riesgo de incendio", afirmó la viuda.

La demanda alega que el Tesla de Awan era "defectuoso e irrazonablemente peligroso" porque las manijas de las puertas no se pudieron operar después del choque y porque sus baterías eran propensas a incendiarse. Telsa, según la demanda, fue negligente al no advertir a Awan sobre los supuestos defectos.

"Los vehículos Tesla están diseñados para ser los autos más seguros del mundo y conductores de Teslas han conducido más de 10 mil millones de millas hasta la fecha", afirmó una vocera de Tesla poco después del accidente.

La demanda de Liliana Awan es la más reciente de una serie de demandas contra Tesla luego de accidentes fatales en el sur de Florida.

A principios de este mes, el padre de Barrett Riley, de 18 años, presentó una demanda contra Tesla en California, culpando de su muerte en mayo de 2018 en Fort Lauderdale al diseño de la batería del Modelo S 2014.

Riley y un acompañante mayor fallecieron cuando Riley perdió el control del Tesla de su padre mientras conducía a 116 mph. El auto explotó en una bola de fuego después de estrellarse contra un muro de hormigón.

En julio, la familia de un hombre de 50 años que murió en el accidente en marzo de su Model 3 contra un camión en el oeste de Delray Beach, presentó una demanda en el Condado de Palm Beach, culpando de la muerte a una falla de la función de piloto automático del automóvil.

———

(c)2019 Sun Sentinel (Fort Lauderdale, Fla.)

Visit the Sun Sentinel (Fort Lauderdale, Fla.) at www.sun-sentinel.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

Copyright 2020 Tribune Content Agency.

Load comments